Ingeniería verde y diseño


La ingeniería verde es una disciplina formada a partir de las ideas del ingeniero químico Paul Anastas quien en 1991 propuso el termino química verde, que definió como:

“diseño de productos y procesos químicos que reducen o eliminan el uso y generación de sustancias peligrosas”

Sobre los que el ingeniero John Warner siguió trabajando hasta condensar en 12 principios que en su opinión podrían extenderse a cada actividad industrial y generar un tipo de producción sustentable para el medio ambiente. estos principios son:


Principio 1. Los diseñadores deben esforzarse por asegurar que todas las entradas y salidas de materia y energía sean tan inherentemente inocuas como sea posible

Principio 2. Es mejor prevenir la contaminación que tratar o limpiar el residuo ya producido

Principio 3. Las operaciones de separación y purificación deberían diseñarse para minimizar el consumo de energía y el uso de materiales

Principio 4. Los productos, procesos y sistemas deberían diseñarse para la maximización de la eficiencia en el uso de materia, energía y espacio.

Principio 5. Los productos, procesos y sistemas deberían estar orientados hacia la “producción bajo demanda” (“output pulled”) más que hacia el “agotamiento de la alimentación” (“input pushed”).

Principio 6. La entropía y la complejidad inherentes deben ser consideradas como una inversión al elegir entre reutilizar, reciclar o rechazar como residuo final.

Principio 7. Diseñar para la durabilidad, no para la inmortalidad.

Principio 8. Satisfacer la necesidad, minimizar el exceso.

Principio 9. Minimizar la diversidad de materiales.

Principio 10. Cerrar los ciclos de materia y energía del proceso tanto como sea posible.

Principio 11. Diseñar para la reutilización de componentes tras el final de la vida útil del producto.

Principio 12. Las entradas de materia y energía deberían ser renovables.

Muchos optan por descartar estos principios, por ser elementos subjetivos basados en la experiencia de los autores, sin embargo se puede entrever que son valores morales que cada persona dentro de la cadena de producción, desde el empresario hasta el obrero, debería conocer.

El peso de esta  concientización recae, sobre todo, en los diseñadores, autores de nuestra realidad material, quienes deben esforzarse en promover los 12 principios, a través de sus propuestas y el desarrollo de productos y sistemas que generen un paradigma distinto, mas inteligente y sostenible para generaciones venideras.
Para lograrlo el diseñador debe profundizar en aspectos mas y mas tecnicos como la apreciación por el gasto energético (Entalpía), el origen de los materiales y su entropía en el trabajo. Con conocimientos mas firmes de esta tarea, no solo se podrían realizar productos verdaderamente amigables con el ambiente, si no que se puede lograr una verdadera trasmisión de métodos.