La situación del diseñador industrial en el tejido empresarial mexicano


Para cualquier egresado de una carrera el siguiente paso lógico es  buscar sustento a través de un empleo afín a su formación académica, no obstante, la situación del diseño industrial es particular. Por lo menos en México, la oferta de trabajo se encuentra muy superada por la demanda, situación que no pasa desapercibida por los investigadores:
  • ...solo el 39% de los egresados de carreras de diseño trabajan en relación a su área, de estos el 55% son trabajadores subordinados, el 35% son trabajadores por cuenta propia y el 10% son empleadores.
  • Con este mismo reporte del Observatorio Laboral, podemos afirmar que el diseño es una carrera con poca oferta y demanda en nuestro país. Los datos que soportan la anterior afirmación son los siguientes: En el 2015 la licenciatura de diseño ocupó el puesto 44 de 66 en el ranking de popularidad con 15,713 matriculados, de los cuales aproximadamente el 82% son mujeres, a pesar de que solo el 44% de las egresadas ejercen una carrera profesional y en el caso de los hombres es el 56% quienes trabajan en diseño.
    Calzada, Basto, Gomez & Dominguèz, 2016 [1]
La ausencia de ofertas de trabajo es multi-factorial y mucho depende del desarrollo histórico de una región determinada:
  • En la actualidad el proceso de construir futuros deseables para el diseño industrial se encuentra condicionado por factores sociales, económicos, políticos y culturales del contexto nacional 
    Gutiérrez, 2003 citado por Villaseñor, 2014 [2]
Donde en el caso mexicano, parece inclinarse hacia 2 causas principales, por un lado la falta de interés de los empresarios y por otro la ausencia de una identidad laboral por parte de los diseñadores industriales en el tejido empresarial.

La falta de interés de los empresarios

Durante mas de 4 décadas -de 1950 a 1990 aproximadamente- El gobierno mexicano ejecuto una serie de medidas proteccionistas - es decir, el estado intervino en el mercado cobrando aranceles sobre productos importados- de manera que los productos nacionales tuvieran una ventaja de precio frente a los extranjeros y atraer cuotas de mercado hacia las empresas nacionales, muchas de ellas formando practicas semi-monopolicas, donde la falta de una competencia mas activa engendro una parálisis de sus esfuerzos por obtener ventajas
El resultado, es una cultura empresarial enfocada en abastecer de productos que cumplan con las normas de calidad y precios, pero sin ningún interés en generar estrategias de diferenciación -de marcas o productos-:
  • En México hay alrededor de 5 millones de compañías, más del 90% son miPymes, y se mueven de manera intuitiva y sin una estrategia clara de comunicación a largo plazo. El problema es que creen que la comunicación es un gasto, y muy costoso, y la gran presión por los resultados financieros las lleva a tener una visión miope en su estrategia, explicó.
    Vaca, citado por Alamilla, 2015 3
  • El Doctor Julio Frías Peña (2004) realizó una investigación en el 2002 con 300 directores y dueños de PyMEs en México, y encontró que la percepción de los directivos ante los factores de competitividad eran en orden descendiente: 43% calidad, 28% precio, 13% procesos de manufactura, 7% innovación tecnológica, 6% mejoras al diseño, y 3% otras razones (Gutiérrez, J., Rodríguez, J. 2003). 
  • Este estudio muestra que para los empresarios mexicanos es más importante competir por calidad y precio, y no en valor agregado al producto mediante un proceso innovador o un mejor diseño (Rodríguez J., 2009).
    Villaseñor, 2014 [4]
Si bien no hay datos exactos, se puede deber a que muchos de los directivos y ejecutivos de las compañías no tienen estudios relacionados con  el manejo de empresas y en todo caso tienen una formación en áreas como la ingeniería:
  • En México no hay un registro que indique cuántos CEO estudiaron ingeniería, pero 41 integrantes de la lista de 'Los 100 empresarios más importantes de México' de la revista Expansión son ingenieros.
  • Las primeras pistas de esta tendencia despuntaron en 2004, cuando el informe Standard & Poor’s 500 indicó que 28.1% de los CEO de las 502 principales empresas listadas en Estados Unidos, estudió carreras universitarias relacionadas con ciencia e ingeniería. Tres cuartas partes de ellos eran ingenieros.
  • De acuerdo con el informe de la UNESCO Science Report que indica que México ocupa el sexto lugar a nivel mundial, con 75,525 ingenieros graduados en el año 2010. Que representan 16% de los estudiantes egresados de las universidades mexicanas
  • Muchas veces demeritan temas esenciales como apostar a la imagen de la empresa, fortalecer los canales de comunicación, entre otros.
  • A la formación académica de los ingenieros le falta profundizar en temas sociales, que prácticamente no están incluidos en los programas de estudio, dice Alfonso González.
  • Bibian & Murillo, 2013 [5]

No señalando que -la ingeniería- sea una profesión que demerita la comunicación, si no señalando que cualquier persona que no tenga una formación relacionada con estos temas puede no ser sensible a su importancia:
  • Además menciona que existe una desunión de los diferentes elementos que conforman el sistema de diseño e impide que al diseño se le vea como un elemento estratégico que permita a las empresas diferenciar sus productos y servicios que ofrecen en el mercado. Señala que el lenguaje que manejan los diseñadores no está llegando a los empresarios, que representan la demanda de servicios y productos de diseño, sólo se queda entre los mismos diseñadores, o entre algunos sectores de la sociedad. 
    Villaseñor, 2014 [6]
Y es que precisamente entre estos esfuerzos de comunicación se encuentran los valores del trabajo del diseño industrial, que junto a la mercadotecnia, la publicidad y el diseño gráfico, son inversiones mas bien especulativas y cuyos efectos son difíciles de medir en relación a otras actividades como lo serian el control de la calidad y el establecimiento de precios. por lo que las empresas consideran prescindir de ellas.
Esta tendencia ira cambiando, sobre todo con esfuerzos como el Programa de Estímulos a la Innovación que pretende incentivar a las empresas a invertir en generar nuevas tecnologías y por lo tanto abrirles la oportunidad hacia innovaciones de carácter mercadologico y de diseño.

La falta de identidad laboral del diseño industrial en el tejido empresarial

  • ...cuando hablamos de tejido empresarial estamos haciendo referencia al nivel de capital humano que tienen los empresarios y de cómo éstos utilizan dicho capital en la organización y desarrollo de las distintas actividades productivas. No obstante, las implicaciones que se derivan son diferentes con respecto al concepto general de capital humano, debido a la generación de importantes efectos externos positivos que afectan al resto de actividades productivas.
    Junta de Andalucía. Consejería de Economía y Hacienda, 2003 [7]
El tejido empresarial, como menciona el extracto anterior se refiere a todo el capital humano disponible en una región, que puede o no pertenecer a una misma empresa, y cuya existencia se relaciona con efectos positivos en las empresas. es un termino relacionado al de cluster, solo que en lugar de hablar de organizaciones habla de personas:
  • Los clusters abarcan una serie de industrias vinculadas y otras entidades importantes para la competencia, entre ellas, por ejemplo, los proveedores de insumos especializados, como componentes, maquinaria y servicios, y los proveedores de la infraestructura especializada. Los clusters también a menudo se extienden hacia abajo a los canales y los clientes y lateralmente a los fabricantes de productos complementarios ya las empresas en las industrias relacionadas por las habilidades, las tecnologías o insumos comunes. Por último, muchos grupos incluyen instituciones gubernamentales y otros - como Organismos de normalización, grupos de reflexión, proveedores de formación profesional y asociaciones comerciales ".
    Porter, 1998 [8]
El tejido empresarial se puede resumir, en que personas que trabajen para empresas vinculadas, se encuentran igualmente vinculados, y que los clusters de cierto tipo van atrayendo un perfil determinado de personas con capacidades similares o necesarias para ese cluster.
Así por ejemplo en una comunidad donde las empresas se dediquen al desarrollo de piezas metálicas, habrá una concentración mucho mayor de ingenieros, químicos y soldadores, que psicólogos o nutriologos. Aspecto que se relacionan directamente con la oferta y la demanda de empleos.
Para lograr que los empresarios pidan por un profesionista especifico, es necesario que entiendan por lo menos a grandes rasgos que beneficios para el negocio obtienen de sus habilidades y conocimientos, a esto podemos llamarle Identidad laboral:
  • Identidad laboral -dígase para este texto- de un espacio propio y distinguible de otras profesiones dentro del organigrama de una empresa que involucra responsabilidades soportadas por una preparación académica o entrenamiento. 
Este es un termino amplio y muy relacionado con la filosofia del trabajo algunos autores sugieren que el espacio en el organigrama de una empresa hace que la persona construya emociones y actitudes:

  • (La identidad laboral)... es una construcción simbólica que le permite al trabajador, en un particular escenario laboral, hacer significativas sus acciones, lograr un cierto sentido de distinción, singularidad y continuidad de la experiencia, al mismo tiempo que construir un sentimiento de pertenencia, semejanza e integración social. 
    Sisto, 2009 y Thompson, 1998 citados por Suazo, 2014 [9]

La dificultad que enfrenta el diseño industrial en este aspecto, es que no ha dibujado una linea clara sobre la territorialidad de su practica y la naturaleza de su objeto de estudio. Quizá el ejemplo mas evidente sea la definición oficial recién propuesta en 2015:

  • El diseño industrial, es un proceso estratégico de resolución de problemas que se dirige hacia la innovación, construyendo el éxito de los negocios y guiando hacia una mejor calidad de vida a través de productos, sistemas, servicios y experiencias innovadoras. 
    Icsid, 2015 (ahora WDO)

Esta definición resulta ser la quimera de las experiencias en las que se han involucrado diseñadores industriales, pero no establece limites ni criterios de acción, en todo caso, todas las disciplinas resuelven  algún tipo de problema de manera estratégica, por lo menos todas las ciencias de la salud construyen una mejor calidad de vida, y el resto de la terminología puede significar casi cualquier cosa desde cualquier corpus teórico. Por lo que esta definición da poco o nada de identidad a la profesión lo que tampoco permite ubicarla dentro de algún tejido empresarial, aislándola de las actividades económicas como se ha visto en las estadísticas mostradas.

Se puede decir, no es que no halla necesidad de diseñadores industriales, mucha de la falta de empleos deriva que la profesión no explica satisfactoriamente lo que puede hacer por las empresas, y muchas de las otras disciplinas no entienden su relación con el ámbito industrial, por lo que tampoco la consultan con la misma frecuencia que otras mas conocidas:


  • Como ya mencionamos anteriormente, la falta de conocimiento de la situación del diseño en México tiene múltiples consecuencias como: salarios insuficientes, poca valoración de la profesión, dificultad en la transición del campo escolar al laboral, conocimiento limitado de las tecnologías existentes, entre otras. Esto da lugar al desaprovechamiento de grandes talentos que puedan generar soluciones creativas a problemas en muchos ámbitos de nuestra sociedad.
    Calzada, Basto, Gomez & Dominguèz, 2016 [1]

Conclusiones

A lo anterior se suma que cada vez mas los perfiles de empleos de las empresas se alejan de cualquier área de experiencia otorgadas por las universidades. aceptan personas con habilidades especificas y ya no se compite sobre la calidad de la formación misma:

  • El profesionista sí tiene oportunidades. Las bolsas de trabajo abren espacios para ellos, pero lo verdaderamente difícil es cubrir el perfil. Es ahí donde muchos se quedan a la mitad del camino y optan por empleos no calificados, porque les hace falta el plus. Tienen el título, pero nunca han trabajado; tienen experiencia, pero rebasan la edad; saben manejar una habilidad específica exigida por la empresa, pero su inglés se queda corto; cubren los requisitos, pero no están dispuestos a mudarse de ciudad; algunos lo intentan, pero no se adaptan más de una semana lejos de su familia.
    Herrera, 2012 [10]
La situación actual de la profesión del diseño industrial es precaria, no solo por situaciones internas, si no también por el desarrollo histórico del país, bajo estas circunstancias se vuelve obvio que no es la disposición de los egresados dedicarse a trabajos fuera del diseño, si no la ausencia de una apertura a este tipo de inversiones por parte de empresas que podrían salir beneficiadas. Derivada de una cultura poco competitiva que en muchos casos no entiende el valor de comunicarse con sus clientes y atender no solo sus necesidades sino también mejorar sus expectativas.

Bibliografia:

  1. Calzada, S., Basto, J., Gómez, A. &Domínguez, A. (2016). Panorama actual de la práctica profesional del diseño. agosto 2, 2017, de Designia Sitio web: http://anahuacmayab.mx/designia/?p=1272
  2. Villaseñor Zuñiga, M. (2014-07). Factores determinantes en la inserción laboral del Diseñador Industrial en medianas empresas manufactureras en S.L.P. en Mèxico. Disponible en:
  3. Alamilla, P. (2015). EMPRESAS MEXICANAS, MIOPES EN SU COMUNICACIÓN DE MARCA. Agosto 2, 2017. de CNNEXPANCIÒN Sitio web:
    http://expansion.mx/especiales/2015/05/25/empresas-mexicanas-miopes-en-su-comunicacion-de-marca
  4. Villaseñor Zuñiga, M. (2014-07). Factores determinantes en la inserción laboral del Diseñador Industrial en medianas empresas manufactureras en S.L.P. en Mèxico. Disponible en:
  5. Bibian, C. & Murillo, C. (2013). LOS INGENIEROS, ¿LOS MEJORES CEO?.  Agosto 2, 2017. de CNNEXPANCIÒN. sitio web:http://expansion.mx/expansion/2013/06/05/los-ingenieros-mas-aptos-para-ser-ceo?internal_source=PLAYLIST
  6. Villaseñor Zuñiga, M. (2014-07). Factores determinantes en la inserción laboral del Diseñador Industrial en medianas empresas manufactureras en S.L.P. en Mèxico. Disponible en:
  7. Junta de Andalucía. Consejería de Economía y Hacienda. (2003) Tejido empresarial y factores de éxito, una aproximación al caso Andaluz. España: Servicio de asesoría técnica y publicaciones. p.220-221
  8. (Porter, M.E. (1998). "Clusters and the New Economics of Competition," Harvard Business Review, November-December, 1998.)
  9. Valdebenito Suazo, M. (2014-11).La construcción de la identidad laboral en el devenir contemporáneo del trabajo en Chile. Disponible en http://repositorio.uchile.cl/handle/2250/130602 p.71
  10. Hernandez, L. (2012).  Sin ejercer, 60% de profesionistas; egresan con conocimientos obsoletos. Agosto 2, 2017. de: EXELCIOR. sitio web: http://www.excelsior.com.mx/2012/07/30/nacional/850633